lunes, 21 de diciembre de 2009

La Sombra Blanca

El periodo que comprende la consecución de la medalla de plata en las Olimpiadas de L.A ‘84 y la medalla de plastilina del Mundial ‘86 es sin duda el “Mega-boom" del baloncesto en España. De repente, lo que antes era cosa de 4 se convierte en patrimonio nacional y en la calle se respira baloncesto. Por momentos, algunos parques de este pais recuerdan a los playgrounds de NY o LA, con gente haciendo cola para jugar en las relucientes y nuevecitas canastas públicas que los ayuntamientos habian decidido colgar (en algunos casos en sitios inverosimiles y muy peligrosos). Las ligas escolares se parecen por momentos a las de USA, con un nivel de organización y un apoyo institucional sin precedentes. Las canteras de los Clubs empiezan a ser negocio. El baloncesto en general empieza a serlo. Antonio Diaz-Miguel, Epi, Romay o Fernando Martín aparecen en TVE cada dos por tres. El mundo del baloncesto está presente en los medios de un modo que nunca antes se habia visto. Por momentos se equipara al mismisimo Futbol, y deportes como el balonmano o el voleibol empiezan a interesar a un monton de televidentes, avidos de unos triunfos que el deporte de los pies no parece que pueda brindar...En apenas dos años pasaron muchas cosas. Muchísimas. Tantas que da un poco de vertigo recordarlo.

La entrañable revista Nuevo Basket empieza a verse acosada tras varios años de ser el faro de la afición baloncestistica. Nuevas publicaciones hacen su aparición en escena, la mayoria de efímera duración, pero de entre ellas emerge con fuerza GIGANTES del Basket. Las modestas Converse All Star de tela se ven borradas del mapa en cosa de meses ante la irrupción de modelos “siderales” de zapas de baloncesto importadas de los USA. Marcas como Nike o en menor medida Reebok se convierten en religión, enterrando a los viejos dioses como Kelme o Paredes, y derrocando a la larga a Converse como santo y seña del calzado deportivo. Por el camino quedaron marcas como Avia o New Balance...y aquellas casi obscenas Adidas “Ewing” que valian 24.000 pesetas de la época. El baloncesto trae consigo el “boom” de la ropa deportiva y su asimilación por parte de la sociedad. Es frecuente ver gente de todas las edades vestidos con chandal, paseando tranquilamente por la calle sin ningun entrenamiento a la vista. Chandals, zapas, gorras...el baloncesto abrió en cierto modo las puertas a la cultura USA post-Elvis Pressley y recibiamos en tromba una cantidad de información e imágenes en color que antes solo llegaban en blanco y negro y sin “descodificar”.

Y dentro de este panorama, en 1986, TVE compra una serie americana que habia tenido gran aceptación en USA varios años atras. Una serie que trataba de baloncesto. Deciden emitirla en el segundo canal (aquella UHF) los domingos al mediodia, siguiendo coherentemente el menu televisivo que se iniciaba con “El Dia del Señor” o como se llamase entonces la misa de turno, que era el insulso aperitivo de lo que realmente era el “Dia del deporte”. Aquella serie se llamaba “La Sombra Blanca” y pasó entre nosotros casi de puntillas, en medio de la orgia baloncestistica de aquella epoca... para nunca volver.


La serie trataba de un ex-jugador blanco, antigua estrella de los Bulls, que tras retirarse forzosamente por una lesión entra a trabajar como coach en un High School marginal. La historia en si diferia poco de otras series emblemáticas de la época , es decir, un grupo de chicos de clase media-baja, con sus historias personales y sus vicisitudes. El nexo de unión es el baloncesto, así como lo era la música en “Fama”, por ejemplo. El papel de “adulto-guia” lo desempeñaba en este caso el coach, el rubio actor Ken Howard, en principio mirado con recelo por sus pupilos, la mayoria de raza negra y bastante conflictivos. No tarda en ganarse su confianza y se convierte en una “Sombra blanca” que está tras ellos, apoyándoles y aconsejándoles. En “Fama” teniamos a la señorita Grant, al señor Sorofsky y a toda una serie de profesores aglutinados en la figura del rubio entrenador de “La Sombra Blanca”. Personajes como Leroy o Amatullo tenian su contrapartida en un gigantesco pivot negro (con un apodo que no consigo recordar) y el italiano “Salami”.

Poco más recuerdo del argumento. En aquel entonces bastante tenia yo con entrenar, jugar,salir con mis amigos de “estrangis” y los domingos por la tarde ir al cine con mi chica. La serie la veiamos en casa a la hora de comer, impuesto por el “articulo 34” de mi señor padre, Taliban absoluto del baloncesto (y un crack al que saludo desde aquí por si se anima de una vez a visitar mi blog), y yo no le prestaba mayor atención de la que le prestaba posteriormente al lacrimógeno Michael Landon, el ángel de la tele, el postre del menú paralelo (lo escribo junto, que nadie lo malinterprete) alternativo y bajo en calorias iniciado horas antes con la Santa Misa.

Lo que si recuerdo es que la serie era una serie de baloncesto. Apestaba a baloncesto. Nada que ver con moñadas como aquel cargante “Mr. Cooper” o el pijerio de “One Tree Hill”. Años despues y tras ver decenas de peliculas mediocres, recuerdo con muchisimo cariño aquella serie. He de reconocer que me da un poco de yuyu revisionarla, ya que quizá no tenga tanta calidad como yo recuerdo. De todos modos, si alguna de las televisiones que nos gobiernan tiene a bien volver a emitirla, yo no me la pienso perder. Pasó silenciosamente entre nosotros y pocos la recuerdan. Y los que si lo hacen les pasa como a mi. Un granito más en los cimientos del gigantesco monumento al basket que se empezó a edificar en España a mediados de los 80. Monumento que se derrumbó cual edificio de Jesus Gil y que estan contribuyendo a restaurar esos chicos nuestros que ganaban medallas en el anonimato y ahora ganan hasta anillos en los canales de pago.

Os dejo un par de videos y la referencia en wikipedia a "La Sombra Blanca".




8 comentarios:

Almanzor dijo...

Como es lógico, por mi edad nunca he visto esa serie, pero siempre he echado de menos una serie baloncestística de calidad, porque de las pocas que he visto, como Mr. Cooper, eran más bien malitas. De mi época me quedo con Chicho Terremoto XD

Uno de los actores de la serie es el director de Coach Carter.

Saludos

General Espartero dijo...

Pues aunque yo sí soy de esa época no recuerdo la serie. Habrá que investigar de dónde su pueden bajar algunos capítulos...

un saludo!

Pirrimarzon dijo...

Primera noticia. Y eso que de pequeño veía bastante la tele, pero por aquella época seguro que estaba viendo Barrio Sésamo o la Bola de Cristal. Viejunos es poco...

Por cierto, este actor, Ken Howard, es clavadito a Ryan O'Neal (el de Love Story), que tiene un apellido también muy baloncestístico.

Saludos!

dennis_mora91 dijo...

Al ser del 82 no recuerdo la serie, pero si que tiene pinta de ser más decente que las que mencionas, yo me llevé un chasco con "One Tree Hill", la verdad.

J-Bo dijo...

Por mi edad tampoco la he visto, pero tenía buena pinta.

El otro día salió una encuesta en una página sobre la mejor película de baloncesto que se ha hecho hasta el momento, y me hizo mucha gracia que alguien sugiriese 'High School Musical' como la mejor... todo sea por echarnos unas risas xD

J-Bo dijo...

perdón, sugeriese...

Mr. Naismooth dijo...

Pues de momento la serie no aparece por ningun lado, y llevo un par de dias buscando. Está disponible en DVD pero en España no se ha editado al parecer.

Yo lo que recuerdo era muy similar a lo que es "Coach Carter", que como dice Almanzor está dirigida por uno de los actores de la serie, precisamente.

Normal que la mayoria de los "ancianos" no la recordeis. De hecho creo que el único que seguia esa serie era mi padre, jajaja. Ahora lamento no haberle prestado más atención en su dia, aunque me cepillé la mayoria de capitulos.

Las imagenes que se ven en los videos son de partidos reales de la NBA (se puede ver a Nate Thurmond, a Sloan, a Walt Frazier y al mismisimo Kareem) e incluso hay una escena en la que el actor aparece compartiendo banquillo con los Bulls, charlando con Artis Gilmore nada menos.

Lo del tipo (apuesto a que es tipa) que vota a "High School Musical" va a tono con todo lo que estamos comentando ultimamente en la "blogosfera" sobre tiempos pasados...que atrevida es la gente dios mio.

Por cierto J-Bo...el segundo post..ejem...

Saludos a todos,compinches, y gracias por pasaros a verme.

Mo Sweat dijo...

Pues por edad yo sí podría acordarme, pero ni idea; la verdad es que no me suena de nada... aunque claro, en esa época también es posible que pudiera llegar a verla alguna vez en la tele y que pasara de ella...

De todos modos me ha sorprendido gratamente el descubrimiento de esta serie que tiene pinta de ser interesante.

Saludos.