martes, 25 de mayo de 2010

Hablemos de cine

El otro día sostuve una animada charla con un buen amigo sobre los sutiles matices que diferencian las distintas disciplinas artísticas y su relación con el deporte. No voy ni siquiera a intentar transmitiros tan “gafapastesca” conversación, ya que ignoro los niveles de alcoholemia que presentais en estos momentos y además no quisiera aburriros en exceso. Lo que si voy a comentar son las conclusiones a las que llegamos.


Podríamos relacionar, sin desvariar demasiado, los deportes individuales con las ártes plásticas. Un Rafa Nadal con su raqueta seria el equivalente a un Miguel Ángel con su martillo o a un Dalí con su pincel. Incluso abordando el terreno de la literatura, podríamos compararle a un Cervantes con su pluma… o musicalmente hablando, un Mozart con su piano. Su mensaje artístico es directo y la belleza que pueda transmitir es totalmente personal. Un único creador es el absoluto responsable de la obra.


En cambio, la disciplina artística en la que podríamos incluir al baloncesto y por ende al resto de deportes de equipo seria el cine. Toda película tiene su guión, su director, sus operarios, sus técnicos, sus productores, sus asistentes y, por descontado, sus actores. Y aunque en algunos casos una sola persona aglutina todas estas responsabilidades, lo normal es que el producto final dependa del trabajo de un equipo. Además, las similitudes cada vez son mayores, ya que tanto el cine como el baloncesto (o el fútbol) mueven unas cantidades de dinero mareantes, total y absolutamente ligadas a los resultados…en taquilla y en la cancha. Y aquí me detengo, ya que entra en liza el matiz que diferencia el baloncesto del arte. Y no es otro que la competición. Esto va de que uno gana, y si hay uno que gana, es impepinable que habrá otro (o muchos más) que va a perder. Y eso duele.


Lebron James luce su MVP como un actor podría hacerlo con un Oscar. Pero en ambos casos, el mejor actor, aunque contribuye mucho, no es el responsable de la mejor película. De hecho, la película que protagoniza King James, ha tenido como director a un autentico chapucero como Mike Brown, y su personaje tenia un nefasto guión de serie Z. Ni siquiera un reparto de lustre, con una estrella invitada del calibre de Shaq ha salvado la papeleta…y este es el momento en el que todos los aficionados de los Cavaliers desearian que esto fuese cine. El producto ha funcionado muy bien en taquilla. Magníficamente teniendo en cuenta que era una secuela: “Lebron James III: Me vs. The World”…pero el héroe de acción, el Chuachenager de Ohio, ve como cinematográficamente hablando no llega ni a la suela del zapato al “Big three” de Boston. Y la frustración y el dolor que produce esto, le lleva a recurrir a someras estupideces como decirle a un amigo que de a entender a los medios que “se ha dejado ganar”…Decididamente, su película era para niños y la de los Celtics es para mayores de 18 años. Ese “Goodfellas” de Massachussets ahora mismo compite contra “Superman Returns”…tiempo habrá de hablar de ello. Como tiempo habrá de adentrarse en lo que es la auténtica Meca del Cine: Hollywood, Los Angeles.


Pero hablemos de Cine Español, que luego se nos enfada la ministra. De entre las pelis con presupuesto VIP, tenemos una superproducción épica dirigida por Xavi Pascual y producida por Chichi Studios (que pornográfico queda esto) que está deslumbrando allí donde se emite. Excelentes interpretaciones, magnificos FX y además con mensaje. Cada vez que la ves, descubres cosas nuevas y te hace reflexionar. Va camino de convertirse en un clásico, sin duda.


Por otro lado, la macro saga galáctica con la que Maceiras Productions pretendía romper la taquilla esta resultando un desaguisado de aquí te espero. El toque italiano del contrastado director responsable, se deja notar , eso si. Pero a estas alturas, mientras una parte del público sigue esperando a Fellini y a Mastroiani , la otra parte está hasta las narices de Jaimito y Alvaro Vitalli. Muy bueno tiene que ser el final para que no pase a la historia como una de las más catastróficas obras de la historia del séptimo arte.


Del resto, destacan los proyectos de autor. Dos con presupuesto holgado en Vitoria y Málaga que de momento pasan sin pena ni gloria por las salas y otros dos en Sevilla y Valencia* más cercanos al cine independiente. Estos últimos, con pocos medios y actores semi-desconocidos, han conseguido sorprender a público y crítica por el oficio y buen hacer de sus directores.


Y sigue la proyección, a la espera de apoteósicos finales con aplausos o sonoros abucheos…porque recordemos que estas pelis se exhiben en pabellones donde la figura del acomodador no existe y se puede bramar, gritar y despotricar a grito pelado.


Otra de las sutiles diferencias entre el deporte y el arte… para bien o para mal.


*Preocupa en el caso de los valencianos, que pretendan rodar una segunda parte, mucho más ambiciosa…pero sin contar con el director y con la mitad del reparto. Cosas del presupuesto, dicen…Este proyecto se exhibirá la próxima temporada en las salas más prestigiosas de Europa, privilegio merecidamente ganado sobre el parquet. Ya tienen la Euroliga por la que tanto patalearon la temporada pasada…queda ver como y sobre todo con quien pretenden jugarla. Hay que ser realistas, y si no hay parné..pues no hay parné. Pero ir a un cocktail de ricos vestido con bermudas, chancletas y una camiseta de Pachá es hacer el nota, se mire por donde se mire.



7 comentarios:

costalgaraldals dijo...

Buenísimo ¡¡¡ Te lo digo con un grado de alcohol 0.0 ¡¡¡¡
Como me hubiera gustado, ser parte del público en tu corto-charla con ese amigo tuyo ¡¡¡
Palma de Oro para tí.

Almanzor dijo...

Genial el post. Ya echábamos de menos leer algo en este blog.

Totalmente de acuerdo en todo. La superproducción de Cleveland acabada antes de tiempo y nosotros tan contentos todos. Siempre fui más de repartos corales que de pelis diseñadas para alguna estrella.

Saludos

Cajon Cubano dijo...

Te felicitamos por el post!! Cuando puedas pásate por cajon cubano y te miras el último post sobre lakers.
Saludos ;)

General Espartero dijo...

Qué placer volver a leerte!

Muy bueno el post, como siempre. Coincido también con el análisis, Mike Brown y Creus son grandes responsables del resultado de sus equipos.

Pero me asalta la duda ¿en qué medida ha sido Brown 'influenciado' por Lebron (y la directiva de Cleveland apoyándole para que se quede)?

Un saludo!

Charlie9908 dijo...

Buenísima la cabecera del post.jajaja

Mr. Naismooth dijo...

Hola compinches y gracias por los comentarios. Ando bastante atareado y no tengo ni tiempo ni ganas de escribir, pero este post era una "necesidad fisiologica" casi, jeje.

Que sepais que sigo todos vuestros blogs aunque no comente nada (excelentes resumenes de los concursos del All Star, Generalísimo).

Sobre lo dicho...pues poco que añadir. Ahí estan los resultados, las sensaciones y las decisiones que los responsables toman al respecto. De momento Mike Brown se va a hacerle compañia a Sam Mitchell allí donde esté. A ver que dia se animan y envian a McMillan, para que formen una versión moderna de "The Three Stooges".

Aquí en el terreno tenemos el estreno de "Jaimito contra todos", comedieta barata pero que nos puede deparar todavia algunas risas.

Saludos a todos y mi enhorabuena a Almanzor. Ayer compré la Revista Oficial de la NBA y en la sección de internet aparece una reseña (bien grande) a "A place in the south". Sin duda, el ROY de la blogosfera y All Star por derecho propio.

Nos vemos, guys.

Mo Sweat dijo...

Como me he descojonado con lo de Alvaro Vitalli, la verdad es que si los entrenara Vitalli tal vez saldrían con más alegría... XD

Y lo de Chichi Studios es.... ejem... cuanto menos interesante... XD

Saludos y a ver si te prodigas más.